Imprimir

Rumania: Una experiencia de misión intercongregacional

on 01 May, 2020
0
0
0
s2sdefault

Butea (Rumania), 01/05/20, Hna. Victoria Bălteanu.- La provincia de Francia estuvo presente durante algunos años en Rumanía; allí conocí la Congregación e ingresé en ella. En estos momentos, pertenezco a la comunidad permanente de Valdieri (Roma) y estoy viviendo una experiencia de misión intercongregacional en Butea y en Scheia - Rumanía, desde el mes de noviembre de 2019, colaborando con la Congregación de las Misioneras de la Pasión de Jesús.

A través de este medio les quiero compartir un poco de mi acción pastoral.  En primer lugar, mi misión es la oración, ya sea con las Hermanas Misioneras de la Pasión de Jesús, a través de Radio María, o con los niños de la Escuela Rachiteni.

Después, una misión intercongregacional en la “Casa del anciano y el enfermo, Santo Papa Juan Pablo II”, de las Hermanas Misioneras de la Pasión de Jesús. Con ellas colaboramos dos frailes franciscanos conventuales del seminario romano: Fr. Iosif Ionuţ Antonică y fr. César Dămătăr, encargados de hacer la catequesis y visitas a los abuelos y yo, hermana de la Caridad Dominica de la Presentación de la Santísima Virgen. Participo en el apoyo en la catequesis y en la atención psicológica. Un sacerdote diocesano, Pbro. Gacriel Sascau, es el capellán de la casa. Cada carisma encuentra su lugar en una misión intercongregacional que se realiza a través de: caridad, oración y predicación.

Es un lugar de puertas abiertas para acoger a las personas mayores. La gente de la casa es amable, la primera persona que me recibió, con su maternal sonrisa, fue Hna. Elisabetta Barolo, junto con su comunidad.

Todos trabajamos en vista a la atención de la gente que llega a la casa y en el cumplimiento de las actividades de evangelización propuestas en el plan pastoral. Nuestra misión quiere responder a la construcción de una sociedad donde el amor, la justicia y la solidaridad se hagan presentes. Como personas consagradas, queremos promover la catequesis y la vivencia de los valores del Evangelio a través de la Predicación. La misión se dirige a los ancianos de la casa, sus familiares, vecinos, amigos y habitantes de la ciudad.

Desde de octubre de 2019 trabajo con los estudiantes de 6° grado en la Escuela Rachiteni, siguiendo la pedagogía de Marie Poussepin. 

En estos tiempos de encierro estoy trabajando desde casa en el blog: www.impreuna.blog o grupo de Whatsapp: "Peieteni Marie Poussepin". La experiencia con los estudiantes es muy agradable; al darles a conocer la vida de nuestra fundadora quedaron muy impresionados, les entregué la oración de Marie Poussepin. Después de unos meses dos estudiantes me han comentado que rezan a Marie Poussepin todos los días y que sienten su ayuda. En febrero les pedí que escribieran una carta a Marie Poussepin y me dejaron profundamente impresionada, todos oran y piden la ayuda de nuestra fundadora.

Esta es mi experiencia, rezando siento la presencia de Marie Poussepin en Rumania.