Imprimir

Lectio Divina: Solemnidad de la Ascensión del Señor. Ciclo B

on 13 May, 2021

Kuttikad (India), Sr. Daisy Rose Peenikaparamban, 16 de mayo, 2021. - Cuando Jesús ascendió, los discípulos recibieron el poder de proclamar el Evangelio.

Descargar en PDF: 
Lectio Divina 16-05-2021 esp Descargar

EVANGELIO

Marcos 16, 15 - 20 

15 Y les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación. 16 El que crea y se bautice se salvará; el que se niegue a creer se condenará. 17 Estas señales acompañarán a los que crean: en mi Nombre echarán demonios y hablarán nuevas lenguas; 18 tomarán con sus manos serpientes y, si beben algún veneno, no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y quedarán sanos.» 19 Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. 20 Ellos, por su parte, salieron a predicar en todos los lugares. El Señor actuaba con ellos y confirmaba el mensaje con los milagros que lo acompañaban.

ANÁLISIS DEL TEXTO

El episodio de la ascensión de Jesús al cielo es un momento de partida, un acontecimiento conclusivo que era necesario para poder comenzar de nuevo. No es casualidad que este evento sea no solamente el final de los Evangelios, sino también el comienzo de los Hechos de los Apóstoles. Es un evento que genera vida precisamente porque nos permite despedirnos de lo que ha sucedido. Para el año Litúrgico es un momento culmen lleno de júbilo y para el Nuevo Testamento la Fiesta de la Ascensión es una parte integral del Acontecimiento Pascual. 

La liturgia este año toma el texto del Evangelio de Marcos, el cual narra el envío misionero de sus discípulos y la sed de ellos por llevarla a cabo.

Tres verdades que la Solemnidad de la Ascensión sostiene:

  1. Jesús subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre.
  2. Así como Jesús fue recibido por la diestra de Dios, nosotros también seremos recibidos por Él.
  3. La Ascensión de Jesús muestra la misión evangelizadora de la Iglesia. La Iglesia existe para evangelizar. EN

Este texto enfatiza la responsabilidad misionera de los creyentes. Este fue el mandamiento final del último testamento del Señor Resucitado antes de la Ascensión. Los seguidores de Cristo buscan evangelizar el mundo entero, comenzando por su propio corazón. Mientras que continúen llevándolo en sus corazones y anunciándolo al mundo, los discípulos sentirán la presencia del Señor con ellos, y para su sorpresa, podrán ver que ellos también son capaces de realizar las mismas maravillas que hizo Jesús. El Señor ha ascendido al cielo, pero para hacerlo presente en la tierra hay que proclamarlo. Si los discípulos no quieren sentirse solos y abandonados, lo que tienen que hacer es llevar el mensaje del Evangelio a todo el mundo. Si el Evangelio, se predica, salvará a los cristianos de sentirse solos y les conferirá poderes inesperados

Este pasaje del Evangelio está rodeado de verbos de movimiento: Vayan, Prediquen… Jesús los invita a salir. Y al final, los discípulos demuestran que han aceptado esta invitación de Jesús por el hecho de que se ponen en camino y comienzan a predicar. Se produce un cambio en sus vidas y comienzan nuevamente a ponerse en camino aceptando el llamado a la misión.

(V.15-16): Podemos notar en estos versículos que el llamado a la misión incluye la tarea de bautizar. La palabra "Evangelio" no se refiere solamente a una doctrina, sino a la persona misma de Jesús. De esta manera, “predicar el Evangelio” significa anunciar a la persona de Jesús de manera efectiva. El Bautismo así se convierte en la forma de experimentar a Jesús especialmente por aquellos que no tuvieron un encuentro de primera mano con el evento de Jesucristo.

(V. 17-18): Durante su ministerio terrenal, Jesús envía a sus discípulos al mundo a predicar, y les da el poder de expulsar demonios y sanar a los enfermos (Lc 10, 1-10). Expulsar a los demonios, tomar en sus manos serpientes, beber veneno mortal, imponer las manos a los enfermos, hablar en lenguas…. (Mt 10, 8). Cuando Jesús estaba a punto de irse, confirmó este poder a Sus discípulos con toda Su autoridad. Así que, los misioneros del Evangelio pudieron realizar signos que corroboraban su palabra. El poder de Jesús contra la fuerza del mal fue el regalo para sus seguidores. Por eso ésta es la garantía de que los misioneros estarán bajo la protección del Señor Resucitado que siempre estará con ellos. Esta unión con Jesús se expresará a través de signos concretos, se comunicarán en donde pareciera imposible, podrán adentrarse en contextos desconocidos, y habitarán en culturas que parecen lejanas; podrán enfrentar serpientes, podrán tratar con la malicia y la calumnia, y no serán tocados por el veneno que los enemigos pongan en sus vidas y en la vida de la comunidad; sanarán a los enfermos, traerán consuelo, y curarán las heridas de un mundo desgarrado por el odio y el egoísmo.

(V.19): La partida de Jesús fue un momento de transición para la Iglesia, el paso de la gloria de la Resurrección al poder del Espíritu Santo. "Se sentó a la diestra de Dios". Esta es una expresión que simbólicamente se refiere a la entrada de Jesús en la presencia de Dios. “A la Diestra” es una expresión del Antiguo Testamento que significa autoridad compartida (Salmo 110, 1). Jesús, sentado a la diestra de Dios, se convierte en esperanza para todos aquellos que, en obediencia a su misión, proclaman la Buena Nueva a todo el mundo.

(V.20): Hay dos dimensiones que están presentes aquí. Los apóstoles son enviados en misión y Jesús estará siempre con ellos. Unido a este cambio hay también una promesa: incluso cuando los discípulos pensaron que tenían que afrontar solos los acontecimientos del mundo, el Señor actuó con ellos. Es cierto, el contexto es diferente, ¡pero Jesús nunca los abandona!

MEDITACIÓN 

  1. Cuando alguien nos deja, normalmente experimentamos una profunda sensación de ausencia. En la Ascensión, Jesús se va, pero en realidad permanece con ellos. Al emprender Su misión de predicar el Evangelio, Él nunca nos abandona. En el versículo anterior, Jesús había reprendido a los apóstoles por su falta de fe (v.14). Sin embargo, a pesar de esto, les encargó que proclamaran la Buena Nueva al mundo entero. Esto es un estímulo para nosotras, ya que los testigos del Evangelio no tienen que ser perfectos.
  1. Antes de ascender para tomar “Su lugar a la diestra de Dios”, Jesús confió Su misión salvadora de “Predicar el Evangelio” a los discípulos. Cuando el Evangelio se predica de manera eficaz por “los que creen”, va siempre acompañado de señales.
  1. Jesús les dice que el testimonio que darán, tendrá efectos bastante dramáticos, como el ayudar a personas a vencer los demonios, traerles paz y darles la salud. Cosas suceden cuando creemos en el poder del Señor. Una fe firme puede hacernos capaces de enfrentar y superar las dificultades que están más allá de nuestra capacidad.
  1. La Ascensión marcó el final de la presencia visible de Jesús con los discípulos, sin embargo, Él permaneció y trabajó siempre con ellos. A veces podemos experimentar que la muerte no es el final de la presencia de alguien importante para nosotros. Experimentamos su presencia invisible y la influencia de un padre, un amigo o un líder puede inspirarnos aún después de su muerte. 
 

INTERIORIZACIÓN 

  1. ¿Cuál es tu disposición para la proclamación del Evangelio hoy?

  2. ¿Qué signos te acompañan cuando anuncias la Buena Nueva?

 

ORACIÓN

Amadísimo Señor Jesucristo, justo antes de tu Ascensión al cielo pediste a tus apóstoles que fueran testigos tuyos hasta el confín de la tierra después de recibir el Espíritu Santo. Permite que yo también sea inspirado por Ti para difundir el mensaje del Evangelio en palabra y obra, de acuerdo a tu voluntad en mí. ¡Y que lo haga con prudencia y alegría, con tu ayuda, guía y gracia! Y que, recordando este glorioso acontecimiento, pueda buscar las cosas de arriba, las del Cielo, donde Tú habitas y estás sentado a la derecha del Padre. 

CONTEMPLACIÓN 

Contemplo en silencio la presencia del Señor. “Los discípulos salieron a predicar a todas partes, y el Señor estuvo con ellos y confirmó su palabra con los signos que los acompañaban”. Dejo que esta frase invada la profundidad de mi ser y dejo que sus palabras resuenen dentro de mí ... disfruto el ritmo de Su cercanía perfecta ... y Sus manos que poderosamente obran en mí ...

COMPROMISO

Daré testimonio de la presencia de Jesús a través de…