Ecología: Hna. Anne-Claire Tessier al micrófono de Hna. Pascaline Bilgo

on 24 Sep, 2022
Visto: 889

París (Francia), 24/09/2022, Hna. Pascaline Bilgo.- Nos reunimos con Hna. Anne-Claire Tessier, de la comunidad del 312 de la calle Vaugirard, París, para hacerle una pequeña entrevista y hablar de ecología.

Sr. Anne Claire y Sr. PascalineSr. Anne Claire y Sr. Pascaline

PB: Hna. Anne-Claire, ¿podría presentarse a los oyentes?

A-C T: Soy Anne-Claire, tengo 33 años e hice profesión religiosa en octubre de 2020. Soy maestra de escuela para niños con discapacidad y estoy estudiando teología. Participo en el escultismo desde los siete años y ahora acompaño a grupos de Scouts y Guías de Francia que están en el extranjero.

PB : Hermana, nos hemos dado cuenta de que le apasionan los temas ecológicos y eso le lleva a realizar acciones concretas, tanto que lo percibimos como una vocación. ¿Es esto cierto?

A-C T: Yo no lo llamaría una pasión, ni una vocación, sino una toma de conciencia de la responsabilidad personal y colectiva que tenemos en materia ecológica. Estoy segura de que todos podemos, a nuestra pequeña manera, adoptar gestos sencillos para cuidar nuestro planeta y nuestra humanidad. Hay muchos gestos simples que son fáciles de adoptar: lavar los platos sin dejar correr el agua, apagar la luz al salir de una habitación, clasificar los residuos, utilizar los residuos orgánicos como abono para la tierra, etc.

PB: ¿Cómo surgió esta preocupación por el bienestar de la naturaleza?

A-C T: Creo que el escultismo tuvo mucho que ver. Crecí aprendiendo a respetar la naturaleza, tomándome el tiempo de observarla de cerca para ver su belleza. Mis líderes scouts fueron capaces de despertar mi conciencia. También pienso en mi familia, mis padres y mis hermanos actúan concretamente y reivindican su modo de vida ecológico... ¡ellos están mucho más concienciados que yo en el tema!

PB: ¿Qué mensaje te gustaría transmitir a todas las hermanas sobre esta cuestión ecológica y sobre tus propias iniciativas en relación con la ecología?

A-C T: Lo que me gustaría decir es simplemente que, aunque parezca difícil de poner en marcha, hay cosas que son posibles. El cambio de hábitos será inevitable, pero merece la pena. Todos podemos reducir la cantidad de envases en nuestras comunidades, clasificar nuestros residuos. También creo que sería interesante preguntarnos cómo consumimos; ¿quizás podríamos apoyar a nuestros agricultores y hortelanos locales comprándoles directamente sus productos? Y cuando estamos en la ciudad... pues hoy en día hay cada vez más cooperativas, sólo hay que abrir internet para saber dónde está la más cercana.