Bogotá: Primer "Encuentro con Cristo", elegir ser semilla buena

on 15 Abr, 2016
Visto: 4204

Bogotá (Colombia), 26/02/2016, Hna. Leidy Adriana León - Profesor Iván Darío Martínez.- Con la bendición de Dios el día viernes 26 de febrero se iniciaron los "Encuentros con Cristo" en nuestra Institución Educativa La Presentación; es un espacio privilegiado y hermoso para propiciar el encuentro personal y comunitario de cada estudiante con Cristo, acrecentar su fe, fortalecer su conocimiento personal y vida espiritual, hacer pequeños ejercicios de discernimiento y aumentar la fraternidad entre hermanos, como hijos del mismo Padre Dios.

Bogotá: Institución Educativa La PresentaciónBogotá: Institución Educativa La PresentaciónSe inició la jornada colocando el retiro en manos del Señor, pues es Él quien los invita a reunirse en su nombre. Se iluminó el encuentro con la parábola del Sembrador (San Marcos 4, 26-34); haciendo distinción entre las clases de terrenos en los que se convierte nuestro corazón; y las semillas buenas y malas que permitimos sean sembradas; fue maravilloso contemplar la sensibilidad de cada uno para hacer silencio y encontrarse con Dios personalmente, reconocer las realidades que hay en el corazón y la capacidad de discernimiento para optar por Cristo escribiendo las semillas malas, quemándolas y pidiéndole perdón a Dios por sus fallas con el firme propósito de ser terrenos fecundos en los que se cultivan semillas buenas (valores) que darán el ciento por uno. Luego se realizó un compartir fraterno en el que se admiró la generosidad, se escuchaban las risas, se veían llenos alegría dando de lo que cada uno tenía, pero sobre todo sintiéndose como hermanos.

En la segunda parte del encuentro se les habló de algunas clases de anti-hombres en los que se pueden llegar a convertir si se alejan de Dios y de su Palabra de Amor. Pero a la vez se les presentó EL HOMBRE NUEVO Y PERFECTO que es Cristo a quien deben continuar conociendo, para amarlo y seguirlo de verdad. Después vino un momento muy esperado por todos, sembrar la semilla en la tierra buena que habían traído de sus casas y marcarla con un valor; fue sencillamente hermoso ver cómo a través de ese ejercicio también estaban sembrando en sus frágiles corazones. Luego como ofrenda del día elaboraron una carta contándoles a sus papás cómo fue su encuentro con Cristo. Por último los padres de familia participaron de una charla dirigida por nuestra psicóloga Carolina Becerra, quien les habló de temas similares y preparó sus mentes y corazones para que al finalizar con la celebración de la Eucaristía se experimentara la presencia amorosa y siempre fiel de Dios en medio de ellos, en el interior de cada corazón y de las familias. Fue perfecto contemplar a los niños con lágrimas de felicidad en el regazo y en los brazos de sus padres diciéndose cuánto se aman. Damos gracias a Dios, a los directivos, docentes y padres de familia que colaboraron para que la actividad se pudiera llevar a cabo con tanta alegría y profundidad.