El Amor nunca abandona

on 31 Ago, 2022

India, 31/08/2022, Sr. Munika Dang, Sr. Rekha Kujur, Sr. Salmi Toppo y Sr. Godlima Kujur.- El Amor nunca abandona. Esta ha sido nuestra experiencia. El Amor de Dios es sin condiciones, Él lo hace todo con un propósito y no por accidente. Él decide amarnos y hace de nosotros sus seguidores. Hemos podido experimentar el amor de Dios que nos ha acompañado a través de estos años y nos ha revelado su amor a través de todas nuestras hermanas. 

“Que precioso es tu amor Oh Dios. Los humanos se acogen a la sombra de tus alas” (Salmo 36,7)

Nos ama como somos, pero no nos deja quedar como somos, sino que nos hace crecer en su amor cada día. Nunca podremos responder a su gran amor y misericordia como debiéramos, pero podemos consagrarnos totalmente a Él mediante nuestros compromisos de Vida Religiosa.

Hicimos nuestra primera profesión (Sr. Munika, Sr. Rekha y Sr. Salmi) y la profesión perpetua (Sr. Godlima) el 8 de agosto del 2022 en la fiesta de Santo Domingo. Fue una celebración alegre y agradecida del amor y la fidelidad de Dios. La presencia de nuestras hermanas, miembros de nuestras familias, amigos y benefactores duplicó y triplicó la alegría. Tuvimos el privilegio de tener a Mons. C. Francis, vicario general de la Arquidiócesis de Bangalore, como principal celebrante, y los sacerdotes de nuestra parroquia, nuestros hermanos dominicos y algunos amigos de la Congregación como concelebrantes enla Eucaristía.

Estamos llenas de agradecimiento hacia el Todopoderoso por su amor y la lluvia de bendiciones que ha derramado sobre nosotros. Estamos llenas de reconocimiento hacia Hna. Maria Escayola Coris, superiora general y su consejo y Sr. Deepa Moonjely, superiora provincial y su consejo por su aceptación, apoyo, ayuda y animación. Recordamos y agradecemos a todas nuestras hermanas, especialmente nuestras formadoras que nos han ayudado a lo largo del camino con sus esfuerzos y sacrificios para hacernos descubrir la perla escondida que es Jesús mismo. En el día de nuestra profesión pudimos sentir todas sus bendiciones y su apoyo en la oración. La celebración de la profesión fue un momento lleno de gracia en que experimentamos la presencia del Señor. Siempre recordaremos su bondad y misericordia al habernos querido llamar para pertenecerle totalmente a Él.

Que Dios las bendiga a todas por todo lo que hacen por el Señor.