Proyecto de intervención social en la Ciudadela Nueva Girón

 COMUNIDAD DE SAN JOSÉ – SAN JUAN GIRÓN (SANTANDER) - COLOMBIA

 - Atender la pastoral de salud, brindar espacios de promoción humana y estar cerca de quienes han quedado marginados -

  

Ciudadela Nueva GirónCiudadela Nueva GirónCiudadela Nueva Girón (Santander-Colombia), Equipo de proyectos solidarios.-  En el año 2005 la provincia de Bucaramanga opta por acompañar a muchas familias de Girón (Santander) que, afectadas por la ola invernal, se refugian en el asentamiento de los Bambúes. Lo hace desde la comunidad que se sitúa en el barrio Santa Cruz para fortalecer el trabajo evangelizador de la parroquia del mismo nombre, atender la pastoral de salud, brindar espacios de promoción humana y estar cerca de quienes han quedado marginados por los fenómenos naturales o las consecuencias del conflicto armado, en esta región del país. Cuando la administración municipal encara el problema de estas familias construyendo un conjunto de 1200 viviendas de “desarrollo progresivo” denominado Ciudadela Nueva Girón, las Hermanas de la comunidad local San José, en un proceso de búsqueda y discernimiento, deciden en 2009, seguir acompañando a la población vulnerable, escogida por la alcaldía para reubicarse en las nuevas viviendas.

TRABAJO DE LA COMUNIDAD EN LA CIUDADELA NUEVA GIRÓN

En su empeño por dar respuestas oportunas y concretas a las necesidades de evangelización y promoción de la gente, las Hermanas de la comunidad San José, además de acompañar el proceso de reubicación de las familias, comienzan a intervenir en programas de educación de la familia, de convivencia social y ambiental, superación de conflictos y generación de ingresos.

Poco a poco van creando redes y alianzas estratégicas con otras instituciones para fortalecer el compromiso con esta población altamente vulnerable: la Administración Municipal de Girón, la Corporación de la Meseta de Bucaramanga, la Organización Femenina Popular, algunas universidades del entorno.

 PROYECTO DE DESARROLLO COMUNITARIO ENDÓGENO

En el año 2013 la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen tiene la oportunidad de renovar el convenio Marco de Cooperación Interinstitucional con la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), suscrito en el año 2011. Este convenio tiene como objetivo aunar esfuerzos para el desarrollo de programas y proyectos en beneficio de las comunidades en situación de vulnerabilidad y alto riesgo social, mediante acciones académicas de educación continua, consultoría e investigación. Al renovarlo, las dos partes acuerdan diseñar un plan de desarrollo comunitario endógeno para responder a las necesidades de la población de la Ciudadela Nueva Girón. El proyecto comprende dos etapas:

1. Fase de investigación

Es un primer intento de acercamiento a la realidad, en el que intervienen, además de las hermanas, docentes universitarios, estudiantes y población de la Ciudadela, especialmente mujeres. Se investiga sobre aquellos aspectos que los habitantes de la Ciudadela consideran relevantes en el proceso de su desarrollo: salud, educación, generación de ingresos, políticas públicas e infraestructura social. En esta primera etapa se reafirma la importancia de la implicación y participación de toda la población para diseñar e implementar un modelo de gestión que garantice la sostenibilidad y la maximización del impacto de programas, en beneficio de la comunidad. 

2. Fase de capacitación y organización comunitaria

La capacitación se considera como el eje fundamental del proyecto y alrededor de ella, se motiva a la población para que se movilice. Dada la riqueza potencial que se observa en la población femenina de la Ciudadela, se crean tres grupos de mujeres:

- Las lideresas, integrado por representantes de los siete sectores de la Ciudadela. La formación para ellas está orientada al desarrollo de sus capacidades de liderazgo, convocatoria y compromiso social y sentido de pertenencia a la comunidad.
- Las empresarias, mujeres con capacidad de emprendimiento que gestionan pequeñas economías solidarias. Reciben formación según el modelo de negocios “Canvas.
- Las mujeres del grupo de Organización Comunitaria, asumen el compromiso de ser fuerza de unidad de servicio mediante la creación de espacios de participación y la vinculación a actividades con otras organizaciones y con la Parroquia.

LECCIONES APRENDIDAS

El acompañamiento a la población de la Ciudadela a lo largo de estos años, permite hoy a las hermanas destacar aspectos que resaltan como lecciones fundamentales en procesos como éste:
 
  • Generar procesos de intervención en una comunidad de alto riesgo de exclusión social, nos ha llevado a cambiar nuestro propio paradigma para acompañar, atender y empoderar a las mujeres en el proyecto, manteniendo su motivación sin recurrir a estímulos paternalistas o económicos.
  • Las soluciones a las necesidades específicas y reales no salen de nosotras ni de quienes nos hemos unido para este fin; son ellas las que nos dicen qué necesitan, cuáles son las soluciones y cuáles las estrategias que se deben emplear.
  • Los procesos son lentos, requieren tiempo, invitan a la paciencia, al valor compartido, al sentido de esperanza y deben orientarse al fortalecimiento del núcleo familiar y al restablecimiento de sus valores.
  • Los beneficiarios –actores de los procesos- “son quienes nos Evangelizan”. Ellos son protagonistas de su propio desarrollo, responsables de desplegar todo su potencial humano y comunitario hacia el mejoramiento de su propia calidad de vida y la de sus conciudadanos.
  • Crear en los beneficiarios la conciencia de que la mejor manera de ejercer la organización comunitaria es a través de la capacitación y la gestión propia de la comunidad. 

 

Álbum de fotos...

myFlickr