Francia: Abuso sexual y pedofilia. Un día de sensibilización e intercambio organizado por la Corref

on 15 Jun, 2018
Visto: 3114

París (Francia), 12/06/2018, Corref.- El lunes 11 de junio, la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Francia (CORREF) organizó una jornada de sensibilización y de intercambio sobre el tema "El abuso sexual y la pedofilia". Esta jornada se inscribe en la dinámica iniciada por la CORREF desde hace varios años sobre estos temas. En la asamblea: 120 religiosos y religiosas, responsables de Institutos de vida apostólica y monástica.

La sesión empezó con el testimonio de tres víctimas, quienes compartieron su dolorosa historia, su relación con la Iglesia y con la fe y la imperiosa necesidad de ser escuchadas "cara a cara”. También insistieron en la falta de confianza como consecuencia de los abusos sufridos, los silencios de nuestras instituciones y exigieron que todos entremos en una labor de verdad.

La mesa redonda de la tarde permitió un diálogo entre la asamblea y los expertos: Sra. Geneviève Taisne, psicoanalista, Maestro Bertrand Ollivier, abogado, el Padre Aquiles Mestre, canonista y Sr. Véronique Margron, presidenta de la CORREF. Fue la ocasión de intercambiar preguntas y experiencias de unos y otros. Se discutieron varios temas: la sensibilización y la prevención, la acogida y la escucha de las víctimas, la actitud hacia los autores, el acompañamiento a las personas, los procedimientos civiles y canónicos.

Al final del día, este compartir de experiencias se enriqueció con el testimonio de un religioso sobre los procedimientos implementados en su instituto. Reiteró la prioridad para la víctima, la importancia de la transparencia y el trabajo de prevención con los más jóvenes y más vulnerables. Esta jornada fue una etapa muy importante para la vida religiosa en su determinación de apoyar el proceso de reconstrucción de las víctimas y su voluntad de continuar con el compromiso de asumir sus responsabilidades.


Sr. Véronique Margron, op. se dirigió a los (las) superiores(as) mayores de las congregaciones religiosas presentes, invitándoles a "trabajar por una Iglesia más segura". Después de haber subrayado la importancia de escuchar el sufrimiento "tan particular, insoportable, que no se borra ni se disminuye fácilmente" de las víctimas de abuso sexual, la presidenta de la CORREF hizo referencia a tres puntos de atención "que motivaron nuestro deseo de ofrecer este tiempo de sensibilización, de escucha, de discusión sobre un tema tan grave y serio...". La verdad, "ahora tenemos la obligación de asegurarnos de mantener un lenguaje veraz y de renunciar a cualquier tipo de lenguaje estereotipado, así como lo que los sociólogos llaman la "cultura de la docilidad" en la Iglesia Católica”. La fe, "los abusadores adultos robaron a Dios a sus víctimas. ¿Cómo creer aún que Dios es realmente bueno? ¿cercano? ¿un Dios que quiere mi bien? Cómo creer que está vivo, cuando estuvo ausente durante el drama"; la Iglesia y este lento y doloroso trabajo por las víctimas para que puedan "reapropiarse de las Escrituras, los sacramentos, la vida de la Iglesia...”.