“Feliz porque has creído”. Profesión religiosa en Honduras

on 08 Jun, 2022
Visto: 1687

Guaimaca (Honduras), 08/06/2022, Hna. Slendy Johana Manrique.- “Feliz tú porque has creído” (Lc 1,45), estas palabras animadas por la fuerza del Espíritu Santo y pronunciadas de la boca de Isabel a María, se hicieron vida en este maravilloso signo de la profesión religiosa de nuestra Hna. Ana Selenia Torreglosa Hernández, de la viceprovincia de Estados Unidos. Un triple gozo nos acompañó en esta fiesta: El del encuentro, el del creer y el de servir.

• El del encuentro...

Convocadas como hermanas y como Pueblo de Dios, celebramos el Misterio Pascual, en la parroquia Santa Rosa de Lima de Guaimaca, Honduras, a las 3: 00 pm, presidida por el Pbro. Alex Ruiz. La Eucaristía estuvo animada por el coro de las estudiantes del Centro Marie Poussepin quienes entregaron sus voces y su cariño para dar un ambiente de regocijo y profundidad a este momento. Quienes allí estuvimos (hermanas, laicos asociados, maestros, colaboradores del dispensario, alumnas, miembros de la parroquia), fuimos testigos de la fuerza del llamado, que se vive y se plenifica en comunidad.

• El de creer...

Dentro de la celebración Eucarística, el Padre Alex, resaltó estas tres cualidades de la Santísima Virgen María: La humildad, la prontitud y la alegría; expresó que estas eran posibles por una sola razón: La fe de María en el proyecto de Dios. Y sí... Nuestra Hna. Ana Selenia, como María, ha creído. Con su sí ha expresado su fe en este proyecto, que no se da en nuestros tiempos o bajo nuestros criterios y normas, sino que se vive y se cumple en el tiempo de Dios y con dos características esenciales: El amor y la libertad.

• El de servir...

El 31 de mayo del 2022, en la Fiesta de la Visitación, nuestra hermana dijo Sí, un sí que seguramente en su interior desde hace mucho tiempo venía pronunciando y Dios le ha respondido con un Sí eternamente fiel; pero en ella, en su consagración vivida en comunidad y celebrada en unidad, se nos recuerda a todas que Él ha creído en nosotras y que nuestra respuesta se da en el Servicio de Caridad. Que la fuerza del Espíritu Santo y nuestro testimonio de verdadera fraternidad, sean fuerza de convocación para muchas mujeres en el mundo y que podamos seguir llevando a donde quiera que seamos llamadas la persona y el mensaje de Jesús.