Espacio museográfico en la Grande Bretèche

on 03 May, 2023
Visto: 1814

Tours (Francia), 03/05/2023, Hna. Viviane Martínez.- Compartir de mis impresiones al recorrer la sala de documentación. Habiendo participado en los trabajos del espacio museográfico de nuestra congregación, y habiendo asistido al “brindis de fin de obra", quiero expresar mi alegría al verlo terminado tras cuatro años de intensa reflexión.

En el marco arquitectónico, es un éxito, para un espacio tan reducido, que haya sido tan bien diseñado y elaborado por la responsable del proyecto, la Sra. Sandra TROFFIGE, sobre un espacio "media luna" e "inacabado", como ella misma dice, aprovechando perfectamente el lugar que se le había concedido.  

En el ámbito del pensamiento de Marie Poussepin, de su obra y de su legado, el Sr. Bruno Mousset, cuya profesión es la de historiador, y un equipo de hermanas, expresaron de la mejor manera posible, las diferentes realizaciones de su vida y las de la congregación.

El 18 de abril de 2023, el espacio museográfico nos fue entregado, terminado.

Comienza con una evocación de la vida de nuestra fundadora y termina con un primer plano de su rostro sonriente y benévolo, pero inteligente y decidido. Tenemos la alegría de verla aquí, como velando sobre las intuiciones que ella colocó en el corazón y en las manos de quienes la sucedieron: la oración, el amor a los pobres, es decir, el servicio de la caridad a través de las obras de misericordia, el servicio de la Iglesia...

A continuación, descubrimos la vitalidad de su instituto, desplegada en un plan bien concebido, cronológico y descrito con precisión: las diferentes épocas, y las numerosas comunidades y obras realizadas y sostenidas en su historia.

Durante tres siglos, la congregación ha atravesado, sin ser nunca destruida, pruebas que podrían haber sido fatales, como la Revolución Francesa, cuando, tras diez años de dispersión en la clandestinidad, resurgió y volvió a empezar... Es la Reconstitución.

Todo el "genio" de las hermanas, de las mujeres y hombres que las ayudaron y de los beneficiarios de esta obra, está vivo hoy, aquí, en forma de evocaciones a través de palabras, imágenes, objetos y medios modernos de transmisión.

En 1867, fue la fundación en España; en 1873, las salidas a Colombia, Oriente Medio... Más tarde, África y la India. Cada entidad creada deseaba entonces ampliar sus fronteras y desarrollarse en otros países, “a fin de que las hermanas lleven a donde quiera que sean llamadas el conocimiento de Jesucristo y de sus misterios”. R XXVII. Una de las primeras preocupaciones de nuestra fundadora fue crear un instituto con el reconocimiento de la Orden de Predicadores. Ante el aparente fracaso, tuvo que renunciar. Pero como su obra es la de la "Providencia", confió el proyecto a sus hijas...

Estos son algunos de los puntos de la historia que encontraréis en este museo, donde todo está hecho con precisión y preocupación por la verdad, extraída de los propios textos y de la interpretación de las hermanas de hoy.

Que todas nos sintamos orgullosas de haber asumido la laboriosa tarea de leer y transcribir, en las estructuras del presente, los acontecimientos del pasado que continúan ahora y continuarán en el futuro. ¡Es también la "obra de la providencia"!

Una buena visita para las que puedan venir, y un buen descubrimiento por vídeo u otros medios, para las hermanas que estén lejos.