Escuela maternal Marie Poussepin, Puerto Príncipe: “Los que se a los niños, ellos lo darán a la sociedad”

on 18 Mar, 2022
Visto: 1138

Puerto Principe (Haití), 18/03/2022, Hermanas de la comunidad.- Las hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación y la comunidad educativa de la Escuela Maternal Marie Poussepin de Haití, viven con el pueblo haitiano la dura realidad que los afecta: crisis política, violencia, inseguridad, secuestros, corrupción, miseria, alto costo de la vida, covid 19, fenómenos naturales, grupos armados en casi todos los barrios… entre otros.  

Esta situación no permite que el país avance, ni facilita el desarrollo.  Ante tal realidad, en nuestra institución nos hemos preocupado siempre por la calidad de la educación y salud integral de los niños entre 2 y 5 años de la zona de Croix des Bouquets, Puerto Príncipe. Se ha tomado la iniciativa desde que se inició la escuela de utilizar estrategias que involucren a los padres de familia como primeros educadores de sus hijos.  Esta participación ha sido muy positiva en el avance de los niños a todo nivel.  El sentido de pertenecía y colaboración de los padres de familia, su acompañamiento y el apoyo a todo lo que hace la escuela, evidencia que ésta es capaz de ofrecer actividades que promueven la participación de los niños, con miras a hacerlos, a futuro, gestores de una nueva sociedad.   Las Hermanas y el personal que labora en la Escuela Maternal Marie Poussepin están seguros que si a los niños se les ofrece alegría, alegría darán, si se les ofrece cariño y ternura eso mismo darán a la sociedad.

Los niños haitianos son actualmente el gran desafío para que Haití pueda cambiar y ser un país donde sea posible vivir en armonía y paz, no en el stress y la angustia de tantas familias.  Nuestros niños han encarnado el espíritu Presentación:  Piedad, sencillez y trabajo, pero sobre todo han desarrollado el espíritu de pertenecía y amor a la escuela maternal.

Nuestro proyecto educativo quiere garantizar que los niños puedan ejercer su derecho a la supervivencia, a la protección, al desarrollo de valores, tales como: la alegría, la honestidad, el respeto, la ecología, la solidaridad, la nutrición y el desarrollo, el sentido de responsabilidad y amor a su país.

Es el momento para agradecer a todas las hermanas y a las personas de buena voluntad que nos han ayudado a llevar este proyecto adelante, siempre nuestro sentimiento de gratitud por su apoyo.