Desde África nos llega: "Zunoog Soab la Yamba" (Bendita seas)

on 19 Feb, 2020
Visto: 2947
Burkina Faso (África), Hnas. de África, 17/02/2020.- Este video es un homenaje a Marie Poussepin realizado por las hermanas de la viceprovincia de África. En este Año de Gracia para nuestra familia religiosa, en el que recordamos los 25 años de la Beatificación de nuestra fundadora, las hermanas han querido cantar a Marie Poussepin, a quién la Iglesia ha elevado al rango de Bienaventurada, en reconocimiento de su vida ejemplar y del don de su carisma para la Iglesia.
 
La canción es en moré, una de las lenguas nacionales de Burkina Faso, con frases en las principales lenguas de la Congregación: francés, inglés, español y otras lenguas africanas habladas en Costa de Marfil, Chad, Camerún, Togo y Congo RDC. Queremos reiterarle al "Apóstol Social de la Caridad", nuestro afecto y nuestra determinación de darla a conocer y amar por todo el mundo, utilizando la música como medio que no conoce fronteras.  La autora de la canción es Hna. Nicole Kaboré, Dominica de la Presentación.
 
 
La letra dice:
 
Bendita seas mamá.
Te amamos, Marie Poussepin, sí, te amamos.
Eres nuestra madre, Marie Poussepin,
hija de Claudio y Juliana, te amamos.
Escuchaste la voz de Dios, aceptaste su Palabra e hiciste su voluntad:
Dejando tu ciudad natal
cuidando a los enfermos,
ayudando a las viudas,
limpiando las lágrimas de los huérfanos,
educando a la juventud.
Gastaste toda tu fortuna para rescatar a los pobres, mamá.
 
Bendita seas, valiente guerrera.
Por tu celo luchaste contra la ignorancia.
Con abnegación empujaste sus fronteras.
Eras para los huérfanos la cara de una verdadera madre,
a través de tu trabajo, reduces la pobreza, Apóstol de la Caridad.
 
Todo el mundo hablará de ti.
El cielo sabe de ti.
Los estadounidenses están hablando de ti.
Los europeos hablan de Marie Poussepin.
Los asiáticos hablan de Marie Poussepin.
En Oceanía, es Marie Poussepin.
Los africanos hablan de Marie Poussepin.
 
Hermanas africanas, saludemos a nuestra Madre.
Levántate, burkinabé, da las gracias.
Marfileñas, saluden al Bendito.
Vamos, las camerunesas dicen gracias.
Las hijas del Chad le agradecen sinceramente.
Hijas de Togo, gracias.
Que las congoleñas digan: Bendita seas.
 
Humilde, piadosa y caritativa, gracias, gracias.
 

HACERLA CONOCER Y AMAR,

AQUÍ ESTÁ NUESTRO DESEO MÁS ARDIENTE.

¡OREMOS POR SU CANONIZACIÓN, ACÉPTALO DIOS!