Desde Bolivia con amor a Marie Poussepin - 2

on 23 Jun, 2020
Visto: 3101

La Paz (Bolivia), 23/06/2020.- Compartimos más creaciones hechas con amor a Marie Poussepin desde Bolivia.

Acróstico dedicado a la Bienaventurada Marie Poussepin

El nacimiento de nuestra  BIENAVENTURADA MARIE  POUSSEPIN, religiosa amorosa que nació el 14 de octubre de 1653 en Dourdan, Francia, y fallecida el 24 de enero de 1744 en Sainville, Francia, luego de haber dedicado una gran parte de su vida a los necesitados, ese ejemplo  virtuoso es el mayor legado que nos dejo. Para ti, que estas rodeada de ángeles del Cielo, te dedicamos estas palabras, que no son mas que un reconocimiento a tu gran labor en vida, pues no hubo error de tus santos dones y sabemos que en el fondo de tu corazón te dabas cuenta que tenias de por si un envío para realizar el servicio cristiano que hiciste en la sociedad y muy especialmente a los pobres que necesitaban de tu apoyo incondicional. 

Marie Poussepin, entrañable Señora, sabemos que fuiste Beatificada por los dones enviados por el Espíritu Santo.
Armonía constante, que dio a los seres humanos un ejemplo de fortaleza y también humildad.
Rebosantes de alegría, celebramos tu presencia en las obras de caridad que hiciste mediante los cuidados amorosos que diste a la gente que te requería en la vida y en la muerte.
Inmensa gloria para ti, nos acordamos la gran hazaña que hiciste para despojarte de todo lo material y entregarte en igual condición a los que hambrientos de amor y saciedad, te seguían.
Es bello que una Hija de la Providencia, haya formado una Comunidad de la Tercera Orden de Santo Domingo y dejar la estructura, para que muchas hermanas sigan tu ejemplo.
 
Piadosa con sus padres y hermanos, tu caridad llego a quienes te necesitaban como lo sabías hacer, con un amor desinteresado.
Oraremos siempre, como enseñaste a tus discípulos y óyenos por amor a Dios.
Uniremos plegarias y te llenaremos de flores, dándote gracias por todo lo que hiciste y somos buenos tanto hombres y mujeres que te conocen.
Señora llena de Santidad, ilumina nuestros corazones, se guía y esperanza de días mejores.
Señálanos  el camino correcto, como lo hacías con discernimiento y espíritu perspicaz.
Enseñamos a ser audaces como tu Madre, enfrentando lo malo sin importar a autoridades que no reconocían  el camino que te señalaba Jesús.
Para ti, lo primero era dar caridad a la Comunidad, ya que esta era el alma del que recibiríamos resultados que nos exigía el Padre.
Imitaremos tu gran corazón y autenticidad, exhortaremos a una caridad activa y creativa.
No olvidaremos nunca tu sacrificio, cuidando a personas enfermas y necesitadas diste un valioso ejemplo.
 

MIRIAM BASCOPE ASPIAZU, ALTO OBRAJES, LA PAZ - BOLIVIA

Oración

Año de Gracia

Celebrar un año de gracia, es expresar nuestra gratitud al Dios providente que ha cuidado de su sierva y su obra, desde su fundación.

El servicio a los pobres (enfermos y otros marginados)

El servicio a nuestros hermanos pobres nos pide un sacrificio real para, en primer lugar, identificarnos con ellos, enseguida dejarnos mover por su miseria y comprometernos en fin a una sincera aproximación, por acciones simples y eficaces.

La instrucción de la juventud

Marie Poussepin nos invita a escuchar de nuevo sus últimas recomendaciones, aquellas de mantener “el celo por la instrucción de las pobres niñas que podrán tener necesidad tanto espiritual como material” “el espíritu de pobreza y el amor al trabajo”.

La utilidad de la parroquia

Marie Poussepin se dispuso al servicio de la Iglesia, en el ejercicio de la Caridad, trabajando estrechamente con las autoridades en la realización de las obras de misericordia espirituales y corporales.

La caridad al servicio de nuestros Hermanos

Para la continuidad de esta obra, cada entidad, cada comunidad según las realidades del medio, cada hermana y cada laico, según la gracia que Dios le comunique está llamado a “traspasar fronteras para revitalizar la vida y la misión”, para afrontar el porvenir con esperanza.

La caridad, alma de la comunidad

Marie Poussepin nos dejó una herencia preciosa, que ella supo preservar muy bien de toda mancha o envejecimiento: El Carisma y el Instituto. Los dos son obra del Espíritu Santo y exigen de nosotros compromiso de fidelidad creativa que transmita y perpetúe.

La caridad creativa de Marie Poussepin

“Imitar la vida que nuestro Señor llevó sobre la tierra” “entregarse a todo lo que la caridad inspira”, es un fin que solo se puede realizar con un gran ingenio, una creatividad siempre en movimiento, atenta a las necesidades de los tiempos y una vida de fe muy sólida, centrada en Cristo.