Desde la India a Marie Poussepin: Tres textos hermosos

on 27 Jul, 2020

Bangalore (India), 27/07/2020.- Desde la India nos llegan tres textos hermosos, testimonio del amor que tienen en este país a Marie Poussepin.

Annie, Art Walk Design Studio: "La bienaventurada Marie Poussepin, una compañera en mi negocio"

AnnieAnnieAl haber crecido cerca del convento de las Dominicas en Bangalore, la Bienaventurada Marie Poussepin no era una cara desconocida para mí. Frecuentemente, veía su retrato cada vez que iba donde las hermanas a comprar leche. Recuerdo que un día le pregunté a Hermana Philo, "¿De quién es ese retrato?" Dijo: "Es la Bienaventurada Marie Poussepin, nuestra fundadora". ¡Poco sabía yo que ella iba a tener un gran impacto en mi vida!

Pasaron los años, me casé y tuve un pequeño niño. Empecé un negocio propio. Estaba decidida a hacer un trabajo que me gustara. Puse mi corazón y mi alma en mi pequeño proyecto. Tenía un plan trazado pero en mi cabeza sentía que estaba navegando en un mar tormentoso. Aunque tenía el apoyo moral de mi familia, empecé a sentir que necesitaba una compañía que conociera mi trabajo para ayudarme a crecer en mi negocio.

Un domingo después de la misa, al salir de la puerta de la iglesia, Hna. Anula se acercó a mí y me puso en la mano una estampa de la Bienaventurada Marie Poussepin. Me dijo: "He oído que has empezado un nuevo negocio, toma esta oración de la Bienaventurada María Poussepin, ella es una mujer de negocios muy exitosa, te guiará en lo que hagas". Esto realmente no fue una coincidencia sino un puro milagro, donde sentí completamente la presencia de Dios; Él conocía mi lucha, sabía lo que estaba en mi mente y sabía que necesitaba una compañía en mi viaje de negocios. Sí, me dio a Marie Poussepin para que me acompañara.

Me llevé la oración conmigo y la puse en la mesa de mi oficina. Todas las mañanas rezaba la oración y comenzaba mi día de trabajo. No vi ninguna magia que sucediera inmediatamente o de la noche a la mañana. Pero fui testigo del crecimiento de mi negocio paso a paso. Enfrenté muchos altibajos; puede que no haya llegado a ser millonaria o incluso una conocida mujer empresaria (si es lo que la sociedad define como una persona de éxito) pero soy capaz de satisfacer mis necesidades y las de los necesitados. Estoy contenta de estar guiada por la fe, estoy guiada por la bienaventurada Marie Poussepin y ella hará el resto uniéndose a mí y a mis esfuerzos.

Annie, Art Walk Design Studio. Mi dirección: No 15 "Marian Villa", 24th Cross, Kaggadasapura, C V Raman Nagar Post, Bangalore 560093.

Amali, aspirante: "Estoy disponible para Aquél a quien mi alma ama"

AmaliAmaliMi amado me vio desde lejos,
Me encontró hermosa para él,
La tierra estaba lista en el jardín de Marie Poussepin. 
Allí, me plantó a mí, a su pequeña Rosa.
 
Me puso al cuidado de Marie Poussepin,
Regó esta pequeña planta suya,
Por su enseñanza y su entrenamiento
Como lo hizo con sus jóvenes de Sainville.
 
Me consuela cuando estoy triste,
Ella me tranquiliza cuando estoy herida
Me susurra al oído que Jesús me ama.
Estoy feliz de ser amada así.
 
Me lleva con ella cuando visita a los pobres
Me muestra cómo ayudar a los necesitados
Me complace poder ser su instrumento.
Y yo dije, "Estoy lista, con su ayuda".
 
Me mostró las espinas
O! Sí, son parte de mí.          
Fue muy triste verlos allí,
Madre me abrazó y me susurró;
 
"¡Vean las espinas que Jesús llevó en su cabeza!”
El dolor que llevaba era para salvar a los pecadores.
Entonces miré dentro de mí,
¡Dios mío! ¡Tengo tantos!
 
Marie Poussepin sonrió y dijo,
Ves, puedes salvar a muchos pecadores,
Dejate podar por Él,
¡Tu Amado, que te ama tanto!
 
Tengo miedo, le dije,
Me dolerá, me estremecí 
No tengas miedo, dijo ella.
¡Porque Él te ama y yo estoy a tu lado!

                                                                                               Amali (Aspirante).

Hna. Rose Mary: "¡Pertúrbame, oh Dios!"

 
Hna. Rose Mary Hna. Rose Mary Pertúrbame, oh Dios, pertúrbame,
En esta época de pandemia
Como Marie Poussepin estaba perturbada
En la miseria y la epidemia de Sainville.
 
Pertúrbame, oh Dios, pertúrbame,
Cuando estoy satisfecha
Ante las necesidades de los pobres, marginados.
Marie Poussepin dice,
 "Prestarán servicios corporales y espirituales a los pobres enfermos".
 
Incomódame, oh Dios, incomódame,
Cuando estoy satisfecha con mis comodidades y conveniencias...
Y no se me preocupo por los indigentes.
Marie Poussepin compartía su casa y su cama
Con Marie Olivier que estaba necesitada.
 
Moléstame, oh Dios, moléstame,
Cuando encuentro mi "Dourdan" demasiado bueno
Y prefieren quedarme en el lugar sin querer ir más allá de las fronteras
Para escuchar los gritos de "Sainville".
 
Importúname, oh Dios, importúname,
Cuando soy indiferente a las preocupaciones de mi hermana...
Marie Poussepin dice: "La verdadera caridad las guiará
A la cordialidad, la gracia... la perfecta reconciliación".
 
Pertúrbame, oh Dios, pertúrbame,
Cuando mis palabras se vuelven duras
Y creen caos en mi comunidad...
Marie Poussepin insiste,
"La caridad debe ser el alma de la comunidad."
 
Moléstame, oh Dios, moléstame,
Cuando soy egoísta y me mantengo al margen
Los dones y talentos dados por Dios
Marie Poussepin lo dio todo a la familia, la comunidad y los pobres.
 
Pertúrbame, oh Dios, pertúrbame,
Cuando estoy satisfecha con el mínimo esfuerzo
Marie Poussepin aconseja:
"...Las hermanas (deben) añadir regularidad en sus acciones, santidad de vida,
Fervor, compostura, cuidado en hacer todas las cosas por el amor de Dios"
¡Pertúrbame, oh Dios, pertúrbame!
 
Hna. Rose Mary Kadampattuparampil.